Año 2068: Nepal y los marcos de referencia

No es fácil relacionarse con viajeros asiáticos de países como Japón, Korea o Taiwán. Aunque podríamos comunicarnos, nos es más fácil entablar conversación con un local que no habla inglés que con ellos. Parecen tan lejanos… Sin embargo, cuando consigues convivir con ellos unos minutos, te das cuenta de las muchas cosas en común que tenemos. Nos pasó con So Young, una coreana viajera,  a quien conocimos hace unos días y con quien compartimos primeras impresiones de Nepal. Y de esos minutos de charla, sale precisamente el tema del que queremos hablar en este post.

Mientras para So Young, que iniciaba su viaje aquí, Nepal había supuesto un shock cultural enorme y le costaba adaptarse a esta forma de vida, para nosotros la primera impresión de este país fue muy positiva: gente muy amable, calles limpias, mucho respeto… Es curioso cómo se pueden tener impresiones contrapuestas de lo mismo. Cada uno tiene sus marcos de referencia, sus filtros, que le hacen ver las mismas cosas de una forma u otra.

Quizás si la primera parada de nuestro viaje hubiera sido Nepal, tendríamos otra opinión de este país.

Quizás si hubiéramos venido hace unos años, nos hubiera sorprendido más.

Quizás si volvemos en otro momento, y con otro filtro, viviremos otro Nepal.

Sin embargo, estamos aquí y ahora, disfrutando del mejor Nepal, de sus gentes y sus paisajes, que paradójicamente vive ya en el año 2068, con otro calendario, otro filtro.

Os dejamos con unas fotos de nuestro paso por Lumbini, donde nació Buda, del Parque Nacional de Chitwan y sus elefantes y de Pokhara.