Boquiabiertos admirando el espectáculo


En la costa este hemos podido disfrutar de playas quilométricas, salvajes y para nosotros solos!