Galápagos por libre


Cuando uno busca información para viajar a las Islas Galápagos, encuentra muchos anuncios comerciales pero poca información para poder viajar de forma independiente. Así que, en este post, vamos a intentar resumir aquella información que puede resultar útil para aquellos que planeéis una visita a las Islas Encantadas.

Cuándo ir
En general, pueden visitarse durante todo el año aunque, en función de la temporada, se vivirá una u otra experiencia. De enero a junio hace calor y se dan algunas lluvias fuertes: abundan las plantas y la temperatura del agua del mar es ideal para bucear. De julio a diciembre el ambiente está un poco más fresco y llueve sólo en las zonas centrales de las islas. El agua del océano está más fría pero es la temporada ideal para observar vida acuática.

Cómo llegar
Se puede acceder tanto a la Isla de Santa Cruz-Baltra como a la Isla de San Cristóbal desde Guayaquil y/o Quito por avión con las compañías LAN, Aerogal o Tame. Los billetes rondan los 300€ ida y vuelta.

Tasas de entrada
Antes de entrar a las islas, cada visitante extranjero paga un impuesto de 100$ al Parque Nacional de Galápagos destinado a las áreas protegidas. Además, hay que añadir un impuesto adicional de 10$ de la llamada Tarjeta de control migratorio.

Transporte entre islas
Desde cada puerto, se ofrecen servicios de lancha-taxi de transporte entre islas que cuestan entre 20$-30$. En Santa Cruz existe un servició de autobús público para moverse por la principales zonas de la isla. Para sitios no accesibles en transporte público siempre existe la posibilidad del taxi o la bicicleta.

Alojamiento
El alojamiento en las islas es en general, y comparado con el continente, caro. Las opciones más económicas no bajan de 10$-15$ por persona y día.

Comidas
Casi toda la alimentación se importa desde el continente así que los precios son un poco más elevados. Un almuerzo (comida) en restaurante local ronda los 3,5$

Qué hacer
El encanto de las islas es interactuar con las múltiples especies de animales tanto terrestres como acuáticas así que las actividades principales son el snorkel, el buceo, las excursiones y la observación de la fauna.
Las islas pueden visitarse de forma independiente aunque a muchas zonas, sólo pueden acceder los cruceros de varios días. Hemos tenido la oportunidad de explorar las islas de las dos formas y, aunque yendo a tu aire descubres lugares maravillosos, con el crucero accedes a sitios mucho más remotos y vírgenes que no podrías visitar por tu cuenta.

Islas que se pueden visitar por libre: En todo el archipiélago tan sólo algunas zonas están abiertas al público general. Las islas de Santa Cruz, San Cristóbal y parte de Isabela, son islas pobladas a las que se puede llegar fácilmente, buscar alojamiento y explorar sus rincones a tu aire. La excepción de este grupo de islas accesibles es Isabela, ya que sólo se puede visitar de forma independiente la parte sur de la isla.

Islas que se pueden visitar mediante tours diarios: Bartolomé, Santiago o Floreana que pueden visitarse con tours de un día por unos 50$.

Islas a las que sólo se accede mediante cruceros de varios días: Genovesa, Española, Fernandina, norte de Isabela, Darwin o Wolf sólo se puede llegar a través de cruceros.

Cruceros
Existen varias compañías de cruceros que ofrecen productos diferentes a lo largo y ancho del archipiélago. Los criterios de elección son variados:
Por actividad: los hay especializados en buceo, otros que combinan snorkel, excursiones, kayak, etc…
Por ruta y duración: hay cruceros desde 4 a 15 días en función de lo que quieras visitar. La ruta de 15 días permite visitar todas las islas: a menos días, menos islas visitadas
Por tipo de barco: se puede escoger entre navegar en barcos de vela, en catamaranes o en cruceros de más o menos pasajeros. Desde barcos pequeñitos de 6 pasajeros hasta cruceros de 100 pasajeros.
Por precio: desde 120$ por día las opciones más económicas a 600$ por día las más lujosas.

Es importante definir las preferencias antes de contratar uno de estos tours ya que normalmente pagas por lo que te ofrecen. Así que, si por ejemplo, tu objetivo es bucear con el tiburón ballena prepárate a pagar mucho dinero por ello. Si por ejemplo, tu objetivo es ver albatros deberás escoger un tour que pase por la isla Española, o para ver el piquero de patas rojas, tendrás que ir a Genovesa.
El tema precio es un factor limitante de muchos viajeros a la hora de contratar estos tours. Una recomendación para los que viajen con tiempo, es que contraten el tour una vez en Galápagos. Nosotros fuimos directamente a Santa Cruz y de allí buscamos y buscamos hasta encontrar una oferta de último minuto, pagando hasta un 60% menos que otros pasajeros.

Nosotros hemos disfrutado muchísimo de estas islas encantadas así que os las recomendamos! Si tenéis cualquier duda, podéis enviarnos un mail y os damos más detalles.