Galápagos… naturaleza en estado puro!

Ya ha pasado una semana desde nuestra llegada a la isla de Santa Cruz, en las Galápagos, y seguimos disfrutando de este lugar tan especial e increíble con relativamente poca huella humana. Un lugar que ha tenido el privilegio de vivir muchos siglos sin la presencia del ser humano y eso se nota, sobre todo en los animales salvajes, que mantienen la inocencia que les hace no desconfiar de las personas.

La isla, pese a ser pequeña, presenta climas diversos. El aeropuerto está al norte de la isla y allí el paisaje es muy árido. En cambio, en el centro de la isla, la vegetación aflora y todo se tiñe de verde, cambiando hasta el clima, que se vuelve húmedo y lluvioso.

Lo primero que hicimos al llegar, fue acercarnos al muelle de Puerto Ayora, el núcleo urbano más importante de las islas, para ver y oler el mar. Nada más asomarnos a la barandilla y mirar hacia abajo vimos un león marino recreándose en el agua, y aún con los ojos abiertos como platos por la sorpresa, nos apareció delante de nuestras narices un tiburón, uauuh! Pero esto no es todo, al poco rato apareció un banco de cinco rayas nadando majestuosamente, iguanas marinas tomando el sol en el muelle, cangrejos colorados, pelícanos… y todo esto sólo en el pueblo, parecía que alguien los había puesto allí adrede. Era como estar en el zoo pero con los animales en libertad.

El día que llegamos a las islas murió “George el solitario”, una tortuga galápago, la única superviviente de su subespecie, que tenía más de cien años. Así que justo ese día, en ese momento, se extinguió una especie. El Solitario George era todo un icono de las islas y muchos locales estaban afectados por la pérdida de “su mascota”.

En la zona alta de la isla, cerca del cerro El Chato está la reserva de tortugas galápago donde pudimos ir a ver a estos enormes y tímidos animales en libertad. En el bosque, en silencio, se oían  los fuertes suspiros que emiten estos animales al exhalar; era la única manera de saber donde estaban y poder acercarnos. Con sus más de 300 kilos se mueven muy lentamente, y da la impresión de que les cuesta muchísimo esfuerzo levantar esa pesada casa . Y cuando te aproximas a ellas, se asustan y se resguardan en sus cáscaras emitiendo un fuerte sonido de aire exhalado… todo un espectáculo!

Estos días también hemos disfrutado de las playitas de la isla, haciendo surf, kayak, viendo todo tipo de animales, haciendo alguna excursión al interior, cenando en los quioscos de pescado de la calle Charles Binfort y buceando entre tortugas, tiburones, rayas y cientos de peces.

Mañana empezamos una travesía de varios días en barco por algunas de las otras islas, la mayoría de ellas deshabitadas… Os contamos a la vuelta!

Playa de Tortuga Bay

La pescadería de Puerto Ayora, donde se reunen leones marinos, pelícanos, piqueros de patas azules e iguanas...

Tortuga de las Galápagos bostezando...

Enorme ejemplar de tortuga galápago

 

Iguana al sol...

Iguana marina en la playa de tortuga bay

Ecuador: y va Michael Jackson y marca un gol con el Barça…


Nos hemos despedido de Perú disfrutando del cálido clima de la árida costa norte, en la pequeña localidad de Zorritos: playas solitarias, largos paseos por la orilla, pescado fresco, lectura y planificación de la siguiente etapa del viaje, Ecuador!

Puesta de sol en la población de Zorritos

Puesta de sol en la población de Zorritos

En los pocos kilómetros que separan Zorritos (Perú) de Guayaquil (Ecuador), el paisaje cambia mucho, se pasa de una tierra seca, casi desierta, a una tierra verde, llena de vegetación, húmeda y tropical.
Al llegar al terminal de buses de Guayaquil, cogimos un taxi hacia el centro. En la emisora de radio que llevaba el taxista estaban retransmitiendo un partido de fútbol, ni más ni menos que del Barcelona. Enseguida nos dimos cuenta que algo no cuadraba, el Barcelona acababa de marcar un gol, y lo había marcado un jugador llamado Michael Jackson… No estamos a la última de las novedades futbolísticas de allí, pero algo así no se nos habría escapado. Se trataba de un partido del Barcelona Sporting Club, equipo muy famoso en Ecuador y que hasta utiliza el mismo escudo que el Barça… Y en Guayaquil no solo hemos visto la influencia de Barcelona en el fútbol, también pudimos ver los muchos parecidos que tenía el paseo marítimo con el Maremagnum de la ciudad condal; las mismas pérgolas, zonas de restaurantes, el Imax….
Otra cosa que nos ha sorprendido al llegar es que Ecuador desde el año 2000 ha dolarizado su economía y ha adoptado el dólar americano como la moneda oficial.

Panorámica Guayaquil - pincha en la imagen para ver grande

Niña en la ventana. Barri de Las Peñas. Guayaquil

Y de momento dejamos el Ecuador continental y siguiendo los pasos de Charles Darwin nos vamos hacia las Islas Galápagos, una de las destinaciones que más esperábamos en este viaje.
… tortugas gigantes, leones marinos, aves endémicas, tiburones martillo y un montón más de animales nos esperan!

Seguimos aprendiendo


Cuando decidimos dedicar unas semanas de nuestro viaje a cooperar con la asociación Ingeniería Sin Fronteras, no teníamos ni idea de cómo iba a resultar, pero llegamos con la idea de que esa incertidumbre nos iba a dar la libertad para dar forma a lo que habíamos imaginado.

Hoy, después de unas semanas intensas, integrados en la vida y cultura peruanas, nos vamos de Cajamarca contentos por la labor realizada y por todo lo que esta experiencia nos ha enseñado.
Hemos aprendido de la amabilidad y generosidad de las comunidades rurales que, pese a no tener mucho, te lo dan todo.
Hemos aprendido también de su inmensa capacidad de lucha, de su esfuerzo para paralizar un proyecto de minería que les podría dejar sin acceso al agua, y para parar el continuo expolio que ha realizado occidente a esta tierra tan sufrida.
Hemos aprendido sobre el mundo de la cooperación, el real y no el idealizado. Hemos aprendido de la increíble labor de muchas de las ONG para el desarrollo que actúan en las zonas más vulnerables aunque también somos ahora, más críticos. Hemos aprendido que, de poco sirven las tecnologías, por muy apropiadas y renovables que sean, si la gente que las va a usar no quiere, no está dispuesta o no se les capacita lo suficiente para utilizarlas. También hemos aprendido que lo que a nosotros nos sirve o estamos acostumbrados, no tiene por qué ser lo más correcto para otras sociedades. Hemos visto que hasta el “progreso” es errante en las zonas poco favorecidas, donde la tele por cable y los equipos de música irrumpen con más facilidad que los libros…

Ha sido una experiencia inolvidable de la que formáis parte todos vosotros y a la que habéis contribuido sin condiciones, apoyando económicamente uno de los proyectos de cooperación, concretamente el de la construcción de un centro de producción de derivados lácteos en el municipio de La Ramada. Entre todos, hemos sumado 1.485€ que ya están a disposición de Ingeniería Sin Fronteras y, contribuirán, sin ninguna duda, a que antes de finales de año, la fábrica de quesos y yogures esté plenamente operativa.

Muchísimas gracias  a todos por vuestro apoyo!

 

PD: hemos incluido en siguiente enlace con el listado de todos los participantes (iniciales) en el proyecto y el importe de sus donaciones.

 

Conga NO va! : un conflicto minero

“Conga NO va” es el lema de un movimiento social en contra de un gran proyecto minero en la región de Cajamarca, donde estamos ahora. Leer más

Muro trombe acabado!


Después de otros dos intensos días en Pucará, hemos concluído nuestro objetivo: acabar el muro trombe.
Ahora, gracias a este sistema de calefacción pasiva, Juan e Isidora tendrán una mejor temperatura de confort en su habitación.
Os dejamos con alguna foto más para que veáis cómo ha quedado.

Agujeros por donde entra (caliente) y sale (frío) el aire. Se tapan con botellas de plástico.