Entradas

Las misiones de los jesuitas

Un “triunfo de la humanidad”, así es como describió Voltaire el experimento social que los jesuitas llevaron a cabo con los guaranís en zonas remotas de Sudamérica durante los siglos XVI y XVII.

Los guaranís eran los indígenas de estas zonas de selva, territorio ahora repartido entre Argentina, Brasil y Paraguay que vivieron de forma nómada y en equilibrio con la naturaleza  hasta que los colones, españoles y portugueses, empezaron a secuestrarlos para usarlos como esclavos.

Los misioneros jesuitas crearon por aquella época las reducciones (o misiones), donde educaban y evangelizaban a los guaraníes a la vez que les protegían de la esclavitud. Obviamente, el fin último era convertir al cristianismo a aquellos aborígenes, pero se dice que fue una elección de vida de los guaranís: en realidad o aceptaban vivir en las reducciones o se sometían a la esclavitud, y en la esclavitud se desvanecía  toda pizca de libertad en sus vidas, por lo que no fue una opción de vida totalmente deseada la de vivir en las misiones, sino más bien un acto de pura supervivencia.

Es casi increíble como tan sólo dos jesuitas eran capaces de formar una misión de hasta 5.000 guaraníes. Así que, si estos últimos hubieran querido, podrían haber acabado con esta forma de organización. Sin embargo duraron más de cien años, y se terminaron, no por los aborígenes, sino por una orden de expulsión de Carlos III, que temió que esta orden religiosa tuviera “demasiado poder”.

Seguramente muchos habréis visto la película “La Misión” que habla precisamente de estos últimos días de las misiones jesuitas, así que os sonará esta parte de la historia.

Os dejamos con alguna foto de la reducción (misión) de San Ignacio Miní y de las impresionantes Cataratas de Iguazú donde se rodaron escenas de la famosa película.

Argentina: entre expropiaciones, control de precios y bloqueo a las importaciones


Primera parte: en un supermercado en Argentina
– Hola, ¿me daría dos botellas de aceite?
– No, lo siento, sólo nos está permitido venderle una.
– Bueno, pues póngame 2kg de azúcar…
– mmmm, tampoco será posible, si quiere 1kg le doy

Mientras vamos hacia el pasillo de los vinos, una señora nos pregunta por la yerba mate, porque por lo visto también escasea. Llegamos al pasillo de vinos y tan sólo podemos escoger marcas argentinas: ni chilenas, ni australianas, ni españolas… sólo lo argentino!

¿pero esto qué es? Nos preguntamos asombrados

Segunda parte: en un avión, unos días más tarde

Un señor argentino nos ofrece para leer El Pais y empezamos a entablar conversación con quien resultó ser Ramon Puerta, peronista, expresidente de la Nación Argentina por un día cuando renunció De la Rua en 2001, ahora diputado, y a la vez empresario y productor de yerba mate. Regresaba a casa después de votar en la Cámara la expropiación de YPF.
Amigos, este señor es un “todo en uno argentino”, la solución a todas nuestras dudas!!!

Nos cuenta que Argentina ha prohibido las importaciones y que por eso no vemos productos de fuera y que existe control de precios por parte del gobierno. Por ejemplo, los productores de yerba mate se quejan de que tienen pérdidas y los consumidores de que les suben demasiado el precio lo que al final lleva al desabastecimiento. …Por eso no encontramos yerba mate, ni podemos comprar aceite o azúcar en grandes cantidades.

Y lo de YPF, pues parece un novelón escrito por el mejor guionista que aún está en el capítulo 5 de 500…así que queda mucho para que sepamos la realidad de esta historia que es mucho más que una expropiación a una petrolera.

Patagonia: Ushuaia, fin del mundo… o principio de todo?

Estamos en Ushuaia, una de las ciudades más australes del mundo. ¿Cómo os imagináis que es este lugar?

Nosotros teníamos una imagen del fin del mundo como un lugar lleno de poesía…pero como pasa muchas veces, la ilusión se desvanece cuando la realidad aparece. Cuál fue nuestro asombro al encontrar una ciudad industrial, con una concentración de fábricas superior a la del polígono industrial de las grandes capitales. Aquello no nos cuadraba mucho porque tendríais que ver dónde está Ushuaia, capital de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur: aislada de todo, es una isla y lo más cercano está a miles de kilómetros… Vamos, el lugar menos idóneo para montar un centro de producción de semejantes características. Entonces…¿ por qué es el fin del mundo el principio de tanta producción?
Después de mucho preguntar… dimos con ello: Ushuaia es zona franca, área aduanera especial libre de impuestos con lo que, para empezar, se ahorra el 21% del IVA. Ya no pudimos investigar mucho más en terreno, pero  al salir de allí, tuvimos la suerte de hacer el trayecto de casi 2.000km Ushuaia-Puerto Madryn con un camionero que transportaba productos electrónicos hasta Buenos Aires y entendimos aún mejor, cómo funcionan y qué hay detrás de semejantes estructuras logísticas.

Os dejamos con unas fotos de esta parte del mundo.

Patagonia: el glaciar Perito Moreno


5km de ancho, 60 m de altura y 30km de longitud…estas son las dimensiones del imponente glaciar del Perito Moreno en Argentina. Estar allí nos hizo sentir diminutos: nuestros ojos no llegaban a medir semejante espectáculo, nuestras manos no llegaban a tocarlo aunque sí podíamos oír cómo se rompían los trozos de hielo, fragmentos de glaciar que se quedaban navegando por el Lago Argentino. El glaciar parecía querer demostrarnos que estaba vivo porque cruje, avanza a un ritmo de casi 2m por día y se transforma a cada instante. Pudimos contemplar uno de esos instantes, un espectáculo visual y auditivo que ahora, compartimos con vosotros en forma de estas fotografías.

Patagonia: El Chaltén, a los pies del Fitz Roy y el Cerro Torre

La población de El Chaltén, de apenas 600 habitantes, tiene más el aspecto de un campamento de montaña que el de un pueblo, con sus pequeñas casitas de colores, hechas de madera y chapa, repartidas a lo largo de un pequeño valle. Lo que hace especial este lugar es su situación, que sirve de puerta de entrada al Parque Nacional de los Glaciares y está a los pies de dos de las montañas más épicas en el mundo de la escalada, el Fitz Roy y el Cerro Torre.

El Chaltén se ha convertido en la Meca del montañismo en la Patagonia, y se lo tiene bien merecido ya que la naturaleza que lo rodea es espectacular: lagos, glaciares, bosques, picos…

Os dejamos unos instantes de imágenes y un poco de información práctica por si os animáis a venir hasta aquí.

INFORMACIÓN PRÁCTICA

En la zona hay muchos trekkings para hacer, por eso se conoce a El Chaltén como la capital nacional del trekking. Os recomendamos, especialmente, dos senderos:

A)     Ruta El Chaltén- Laguna de los tres- El Chaltén

Duración: 7-8 horas
Distancia: 27km
Dificultad: Media
Por qué merece la pena:
– Desde la laguna se ve el Fitz Roy muy cerquita.
– Las vistas al lago y al glaciar son impresionantes
– Se camina por la antigua arista de la morena glaciaria

B)      Ruta El Chaltén- Laguna Torre- El Chaltén

Duración: 5-6 horas
Distancia: 22km
Dificultad: Fácil
Por qué merece la pena:
Paseo agradable sin muchas pendientes y con paisajes preciosos. Desde el mirador se divisa el cerro Torre y los trozos de hielo que se desprenden el glaciar